Ratio: 0 / 5

    Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

    Día: 6 de enero. Lugar: México, cualquier espacio familiar, entre amigos o de trabajo. La atmósfera está cargada de una mezcla entre alegría y nerviosismo. Millones de personas se reúnen alrededor de sus roscas de Reyes con el firme deseo de que al cortar un trozo no les toque el Niño Dios, sin embargo algunos irán a dormir esa noche sabiendo que en poco menos de un mes tendrán que pagar la comilona de tamales del resto, todo en aras de cumplir la tradición del 2 de febrero, marcado en el calendario católico como el Día de la Virgen de la Candelaria.  

     

    Si te salió el Niño en la rosca quizá te interese saber ¿De dónde viene esta tradición? ¿Por qué tamales? ¿Son mejor los verdes o los rojos? ¿Por qué siempre alguien reclama que los del año pasado sabían mejor? Si sigues leyendo quizá descubras las respuestas a estas y otras interrogantes.

     

    Debemos comenzar diciendo que la celebración del 2 de febrero es la suma de tradiciones alrededor de todo el mundo.  Algunas referencias señalan que el antecedente directo viene del siglo VI, en la Roma Antigua y su procesión de Las Candelas. Los cristianos ortodoxos ya conmemoraban este día con el nombre del Encuentro,  y años más tarde, alrededor de 1400, la iglesia católica también se unió al festejo de origen bíblico que narra cuando María y José presentaron a Jesús al templo 40 días después de su nacimiento; al que posteriormente se sumó la conmemoración de la Virgen de la Candelaria.

     

    A México la tradición llegó con el arribo de los españoles, en 1521.  No hay que olvidar que parte del objetivo era la conquista espiritual, es decir, lograr que los nativos del Nuevo Mundo se convirtieran al catolicismo. Sin embargo resultaba mejor para conquistados y conquistadores hacer una mezcla de lo nuevo con lo ya conocido. Así, el festejo de La Candelaria coincidía con el primer día del Calendario Azteca y con ello se logró un sincretismo, además el maíz no solo era la base de la alimentación de los pueblos prehispánicos, sino que incluso su cosmovisión contemplaba que el hombre había sido creado por los Dioses usando este grano; como verás, los tamales y el atole se incorporaron a la tradición como una especie de ofrenda a lo sagrado, ya sea el Niño Dios o Tláloc y Huitzilopochtli. 

     

    Así que si te tocó pagar los tamales no te sientas tan desdichado, gracias a tu buen tino para elegir los cinco centímetros de la rosca que nadie quería y a tu generosidad, seguiremos celebrando por mucho tiempo más que somos una mezcla de culturas. 

     

    Nota importante: aunque numerosos estudios científicos alrededor del mundo han tratado de establecer si son mejores los verdes o los rojos, aún existe un intenso debate al respecto. A mí me guardan dos de rojo. ¡Ah! y al que reclama cada año mejor ya no lo inviten.

    Ratio: 5 / 5

    Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

    Aunque en días recientes se conmemoraron 50 años de los eventos ocurridos el 2 de octubre de 1968, es importante tener muy presentes todos los acontecimientos que se dieron en nuestra sociedad para desembocar en lo que sería un parteaguas dentro de nuestra historia y aprender de ella. 

    Quienes lo vivieron lo tienen claro y es una frase que resuena en ellos (y en todos nosotros): “el 2 de octubre no se olvida”. Sin embargo, a medio centenario de lo ocurrido en Tlatelolco, ¿cuál es el legado del movimiento del 68? ¿Resuenan aún las voces acalladas de las centenas de asesinados aquella trágica noche?

    El gran Luis González de Alba, lo expresó así: 

    “Escribo esta predicción el 4 de agosto. Cuando se publique será domingo 2 de octubre. Habrá una manifestación de chavos que no saben que es lo que «no se olvida», porque ya lo olvidaron o porque nunca lo han sabido” (González de Alba, 2016)

    Lo que este brillante intelectual de izquierda y sobreviviente de aquella masacre refería en su escrito, es que se trata de un hecho histórico ampliamente difundido, pero cuyas causas y consecuencias poco se conocen y reflexionan.  

    Pongámonos en contexto: 1968 fue año que convulsionó al mundo entero. El año inicia con la Primavera de Praga, cuando en Checoslovaquia la población se reveló contra el totalitarismo impuesto por el poder soviético, mientras que en Estados Unidos es asesinado el luchador social Martin Luther King. Más tarde ocurre el «Mayo Francés», movimiento que se gestó en las universidades y que posteriormente llevó a una huelga general en aquel país. Mientras tanto en México, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz se preparaba para ser la sede de los Juegos Olímpicos.  

    Así, cuando se desató una pelea entre alumnos de una vocacional del IPN y una preparatoria particular, la policía puso fin a la revuelta de una manera violenta, golpeando a alumnos, administrativos y docentes por igual.  Por ello el 13 de septiembre, dirigentes estudiantiles y el Rector del IPN, Javier Barros Sierra, encabezaron la Marcha del  Silencio, a la que se sumaron miles de estudiantes de diversas instituciones educativas.

    El 2 de octubre, mientras se realizaba un mitin al que asistieron más de 15 mil simpatizantes del movimiento, el Ejercito Mexicano abrió fuego contra la multitud. Años más tarde se sabría que la matanza inicio luego de que el Ejercito respondió a los disparos del «Batallón Olimpia», integrado por miembros de instituciones de seguridad pública federal, bajo las órdenes del general Luis Gutiérrez Oropeza. 

    Si bien las cifras oficiales del Gobierno Federal declararon 26 muertos, 1043 detenidos y 100 heridos, hay quienes sostienen que los fallecidos fueron varios cientos. 

    Tras la masacre y la detención de los líderes estudiantiles las protestas se disolvieron, sin embargo todo lo ocurrido comenzaría a gestar un cambio ideológico que perduraría en la memoria colectiva. 

    Sin duda el Movimiento del 68 es más que lo ocurrido aquel año. Los ciudadanos se dieron cuenta de que era posible organizarse para hacer exigencias al gobierno. Nacieron organizaciones sociales y estudiantiles, pero también obreras y campesinas, que reclaman derechos y libertades. Aquellos mexicanos y los que hoy velan porque se conozca la verdad, nos enseñan que es posible cambiar este país, así seas solo un ciudadano común.

    TIP: Si quieres conocer más sobre la Masacre de Tlatelolco, no dejes de leer la novela «Los días y los años», escrita magistralmente por el citado Luis González de Alba.

     

     

    Referencias: 

    González de Alba, L. (2016). Podemos adivinar el futuro… Recuperado de: http://www.milenio.com/opinion/luis-gonzalez-de-alba/se-descubrio-que/podemos-adivinar-el-futuro

     

    Ratio: 5 / 5

    Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

    Si te gustan los autos o cuentas con familiares que trabajen en ese sector, tienes idea de que Guanajuato será el único estado que cuente con 5 armadoras automotrices que son: Mazda, Honda, GM, Hino Motors y próximamente Toyota. 

    Esto ha generado un desarrollo acelerado de la industria automotriz en el estado, dado que a partir de la década de los 90 comenzó este incremento, aunque “entre el 2009 y 2013 ha crecido con una tasa del 60%, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía [Inegi]” (Periódico Correo, 4 de abril de 2016, párr. 4).

    Junto con Moda, Químico y Alimentos, el Automotriz-autopartes es uno de los clústers industriales estratégicos que están presentes en la entidad. Este sector va incrementando su importancia por la derrama económica que ha dejado al concretar “168 proyectos, cuya inversión supera 8,527 millones de dólares, y 62,986 empleos” (El Economista, 8 de diciembre de 2017).  

    A través de la estrategia de atracción de inversiones, la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable [SDES] (s.f.) del estado impulsa “un Clima de Negocios orientado a la Innovación y al espíritu empresarial fértil para inversionistas” (párr. 1) y entre sus principales retos está el fortalecimiento de la cadena de proveeduría de la industria automotriz para que las armadoras compren sus materias primas a empresas regionales o nacionales y bajen sus costos de manejo de materiales.

     

    En el estado existen 24 desarrollos para la instalación de empresas: 9 parques industriales, 3 ciudades industriales, 13 zonas industriales, entre las que destacan: Guanajuato Puerto Interior (GPI) en Silao, Parque Tecno Industrial Castro del Río en Irapuato, Parque Opción en San José Iturbide, Las Colinas en Silao, Guanajuato Centro Industrial en Irapuato y Parque Amistad en Apaseo el Grande” (SDES, s.f., párr. 7).

     

     

    ¿Qué ventajas proporciona la industria automotriz?

    Las empresas armadoras del sector automotriz utilizan sistemas de manufactura vanguardistas e innovadores. Están enfocadas hacia la mejora continua de sus procesos, a la constante reducción de costos y a la utilización de sistemas de gestión de calidad certificados por normas internacionales de calidad, como la ISO y programas internacionales de capacitación.

    Esto genera otro reto importante en cuestión de educación y capacitación, por lo que se requiere de un trabajo conjunto entre las empresas, gobierno e instituciones educativas para desarrollar el recurso humano que se requiere y/o crear oportunidades de negocios regionales, para proveer productos y servicios a las diferentes industrias.

    En general, toda industria o empresa de servicio necesita de profesionistas capacitados que aporten mejoras para el incremento en su competitividad y que brinden ideas que sirvan para optimizar los procesos para la mejor utilización de sus recursos humanos, tangibles o intangibles.

    Actualmente, la competencia ya no es solamente a nivel nacional, sino internacional, por lo que en este esfuerzo de desarrollo de profesionistas capacitados, la pertinencia de las carreras universitarias juega un papel fundamental, ya que en todas las áreas se necesitará de personal capacitado.

     

    Ingeniería Industrial

    La carrera de Ingeniería industrial tiene un amplio campo de trabajo que le permite desarrollarse en casi cualquier área de una empresa de manufactura o servicios, porque le otorga herramientas para diseñar, implementar, evaluar y gestionar procesos en cualquier organización. Además, diseña o propone mejoras en estaciones de trabajo y también es capaz de administrar sistemas de gestión de la calidad para competir a nivel internacional, características demandadas por la industria.  

    Lo anterior se logra a través del estudio de diferentes herramientas de ingeniería industrial, por ejemplo: Diagrama de flujo, diagrama de proceso, herramientas básicas de calidad, programación lineal, ciclo de mejora continua, análisis de la cadena de valor, ingeniería de métodos, estudios de tiempos y movimientos, seguridad e higiene industrial, 7+1 desperdicios, control de producción, balanceo de líneas, normas y modelos de calidad, JIT, mantenimiento productivo total, etcétera.

    Dichas herramientas son revisadas en las diferentes materias del plan de estudio, entre las que se incluyen Sistemas de producción, Introducción a la calidad, Fundamentos de investigación de operaciones, Seguridad industrial, Sistemas de gestión de la calidad, Análisis de operaciones, Administración de operaciones, Control de la calidad, Localización y distribución de planta, Gestión de operaciones y calidad, las cuales además están relacionadas con el liderazgo, emprendimiento, contabilidad aplicada a los negocios y desarrollo sustentable.

    Para ver el plan de estudios completo de las 41 materias a cursar, ingresa en el siguiente enlace: http://www.uveg.edu.mx/index.php/es/ingenieria-industrial

    Finalmente, es importante señalar que en la #uveg, la carrera de Ingeniería industrial cuenta con 4 bloques de especialización, que son:

     

    Bloque de especialización en Logística

    Bloque de especialización en Manufactura

    Bloque de especialización en Coaching de empresas

    Bloque de especialización en Mercadotecnia

     

    En la #UVEG, la carrera de Ingeniería Industrial es 100% en línea, por lo que puedes trabajar y estudiar. Y tú ¿estás preparado o te estás preparando para las nuevas oportunidades profesionales?

    En relación con los programas internacionales de la empresas del sector automotriz, te invito a conocer el caso de éxito de un alumno de la #UVEG, que trabaja y estudia y que actualmente se está capacitando en Japón #QuererEsUVEG.

     

    Hola, mi nombre es Christian Jesús Barragán.

    Vivo en Salamanca, en el estado de Guanajuato. Tengo dos hijos una niña de 10 y un niño de 6 años.

    Desde hace 3 años trabajo en la industria automotriz y además, actualmente estudio la carrera de Ingeniería Industrial en la UVEG desde Hiroshima en Japón.

    ¿Por qué estas estudiando?

    Al entrar a trabajar en la industria me di cuenta de que necesitaba continuar con mis estudios si quería superarme, ya que solo había concluido la prepa y quiero para mis hijos un mejor nivel de vida.

    Entonces, una amiga me recomendó la UVEG, ya que me dijo que podía continuar trabajando mientras estudiaba.

    ¿Cómo cambió tu vida continuar con tus estudios?

    En mi trabajo me dieron la oportunidad de venir un año a capacitarme a Japón y me di cuenta que era el tiempo perfecto para avanzar en mis estudios y con la UVEG pude cumplir con este objetivo de vida.

    ¿Por qué estas estudiando Ingeniería Industrial?

    La carrera de Ingeniería Industrial me dará las herramientas para diseñar e implementar mejoras en mi área de trabajo y mejorar las condiciones, además de que podré optimizar los recursos con los que trabajo para incrementar mi productividad. Es la carrera indicada para mi perfil profesional y lo que quiero lograr. 

    Yo, te recomiendo estudiar en la UVEG, estés dónde estés no pierdas la oportunidad de continuar con tus estudios. Haz lo que te gusta sin dejar de estudiar, ¡VALE LA PENA EL ESFUERZO!

    Referencias

     

    El economista. (2017). Industria automotriz impulsa economía de Guanajuato. Recuperado de https://www.eleconomista.com.mx/estados/Industria-automotriz-impulsa-economia-de-Guanajuato-20171208-0036.html

    Periódico Correo. (4 de abril de 2016). Guanajuato, el único con cinco armadoras en el país. Recuperado de https://periodicocorreo.com.mx/guanajuato-el-unico-con-cinco-armadoras-en-el-pais/

    Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable [SDES]. (s.f.). Atracción de inversiones. Recuperado de http://sde.guanajuato.gob.mx/index.php/atraccion-de-inversiones/

     

     

    © 2007-2019 Universidad Virtual del Estado de Guanajuato.
    Todos los Derechos Reservados.